Queratitis: causas

Las causas de la queratitis incluyen:

  • Lesión. Si un objeto araña la superficie de una de sus córneas o penetra una córnea, se puede producir queratitis sin una infección. Además, una lesión puede permitir que las bacterias u hongos tengan acceso a la córnea a través de la superficie dañada, causando queratitis que implica una infección.
  • Virus. Los virus como el virus del herpes y el virus que causa la clamidia puede causar queratitis.
  • Lentes de contacto contaminadas. Las bacterias, hongos o parásitos, en particular el parásito Acanthamoeba pueden habitar la superficie de una lente de contacto y contaminar la córnea cuando la lente entra en contacto con el ojo, lo que resulta en la queratitis infecciosa.
  • Agua contaminada. Las bacterias y los hongos en el agua, en particular en los océanos, ríos, lagos y piletas de agua caliente, pueden entrar en los ojos cuando se está nadando o bañándose y resultar en la queratitis. Incluso si usted está expuesto a estas bacterias y hongos, una córnea sana es poco probable que se infecte a menos que haya alguna ruptura física del tejido de la superficie delicada de la córnea (epitelio corneal). Por ejemplo, la desintegración física del epitelio corneal puede ser causada por el uso de una lente de contacto demasiado tiempo, haciendo que la córnea sea vulnerable a la queratitis infecciosa.